Mitos y verdades de la higiene íntima

Por vergüenza o falta de información, muchas mujeres desconocen la importancia de una higiene íntima adecuada. Conoce algunos de los mitos y hechos sobre el cuidado de la zona íntima.

El público femenino, enfrentado constantemente con nuevas soluciones para el cuidado de la apariencia exterior, continúa con un descuido en la atención concedida a la higiene de la zona íntima.

La vergüenza en torno al tema acompaña a los cambios en la rutina de cualquier mujer occidental. Hasta mediados del siglo XX, la mayoría de las mujeres no utilizaba ropa justas, no fumaba, no frecuentaba el gimnasio, no trabajaba fuera de casa por largas horas, etc. Debido a los cambios asociados al estilo de vida actual, el cuidado de la higiene íntima no deben ser descuidado, en vista de la prevención de infecciones y adquisición de hábitos saludables.

Idealmente, la higiene diaria debe ser realizada dos veces al día (mañana y noche), de preferencia con un producto que respete el equilibrio del pH de la zona íntima, en vez de un producto indicado para todo el cuerpo. Para algunas personas, el gel de ducha o jabón pueden ser suficientes, pero la verdad es que un gran porcentaje de mujeres que comienza a hacer su higiene con un producto adecuado a la zona íntima acaba por no volver a las soluciones anteriores.

MITOS

1 – LAS DUCHAS VAGINALES FAVORECEN EL CUIDADO DE LA ZONA ÍNTIMA – MITO. Las duchas vaginales pueden ser perjudiciales, ya que la parte interna de la vagina sólo necesita de una limpieza diaria de forma natural.

2 – COMPRESAS Y TAMPONES SON PERJUDICIALES PARA LA ZONA ÍNTIMA – MITO. Si se usan durante la menstruación y se cambian con regularidad (3 a 4 veces por día), no dañan la flora vaginal.

3 – LAS RELACIONES SEXUALES VAN EN PERJUICIO DE LA SALUD DE LA ZONA ÍNTIMA – MITO. Si se realiza una higiene adecuada después de las relaciones sexuales, las secreciones serán eliminadas y se evita el desarrollo de infecciones vaginales y urinarias. Aún así, una vida sexual muy activa puede aumentar el riesgo de infección.

4 – LA ROPA JUSTA NO AFECTA LA ZONA ÍNTIMA DE LA MUJER – MITO. Pantalones y otras prendas apretadas inhiben la ventilación necesaria para la salud vaginal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *